Etiquetas

, , , , , , , ,

IMG_0642Cada uno de nosotros recuerda el momento en el cual pasamos por alguna cafetería, en la cual había un letrero que decía “Se solicitan empleadas con buena presencia” y aunque casi ninguno de nosotros sobre pensó lo que esto significaba, si pudimos sentir la rareza del mensaje.       ¿Qué pasa con aquellas mujeres que no poseen una bonita presencia? ¿No tienen derecho a trabajar?

En la sociedad contemporánea, varios entes se han dedicado a establecer un ideal de belleza, en el cual un porciento muy pequeño de la población puede encajar. A raíz de la construcción de esta problemática, en el cual muchos se sienten lejos de ser bellos, se les presenta al consumidor, diversas formas para adquirir dicho deseo. De aquí la creación de tantos productos con enfoque estético.

Esta necesidad fabricada alimenta el motor de nuestra sociedad consumista, dando como combustible las ganancias adquiridas a través de las inseguridades de las personas. Estas falsas necesidades, fueron impuestas en el pensamiento colectivo usando modelos de bellezas irreales y casi inalcanzables, los cuales servirán siempre para dejar la sensación de vacío en cada uno de nosotros. Como consecuencia esto provocará así una sed, que llevara a las personas a la búsqueda de la aceptación de nuestro prójimo y de nosotros mismos.

En el aparato neoliberal en el cual nos encontramos todo tipo de artimaña es permitida usar a los comerciantes y empresarios para poder echar en pie su campaña. Hay poco respeto a la diversidad étnica, en este aparato. Las imágenes de grandes campañas no centran su foco en la gran gama de bellezas que hay en el planeta, mas en cambio es exclusiva, dando la impresión que la diversidad humana esta lejos de formar parte de los ideales de belleza. Una vez implantado este pensamiento en nuestras cabezas, inconscientemente, muchos seguimos perpetuando el mensaje. De hecho, este fenómeno tiene su vertiente histórica en el caso de los países que un momento dado fueron colonias, véase el artículo: Moño Malo.

La belleza es una construcción social en la cual en los últimos años se ha ido globalizando, gracias a la publicidad masiva que rigen las grandes empresas con políticas capitalistas.  No solo se ha occidentalizado, dejando así poco espacio para el auge de las demás, si no, que también esta diseñada para crear falsas inseguridades que luego son internalizadas por cada uno de nosotros. De ahí el origen de una de las enfermedades masivas que sufre nuestra ignorante sociedad.

Tomás G. Michel

Anuncios