Etiquetas

, , ,

IMG_1196

 

El andar me pesa un siglo en guerra.

Zozobrado, a punto de arrastre.

Sin el pellejo de mis dedos y las carnes al rojo vivo.

Mirada abatida, la frente debajo del horizonte.

Se colaba entre mis manos el sudor de mi trabajo.

El hedor a miserable era mas fuerte que un remordimiento.

Mi vida valió tres cheles de maní.

Las moscas que sobre la mierda se posaban me miraban con desprecio.

Al espinazo no le cabía mas curvatura, pues quebraría.

Mas seguiré pelando el diente.

Que se me escapen suspiros y sonrisas.

Aunque carezca de sentido, el poco brío que aun me queda,

lo usaré para mofar mis desgracias.

Le recordaré a la perra vida que aún no me conquista.

Tomás G. Michel

 

Anuncios