Etiquetas

Una vez me preguntaron ¿Que es la vida? Y no pude evitar pensar, que era lo que decidías hacer con una sucesión de desgracias que culminaban en la muerte. Pero luego pensé… Que entré desgracia y desgracia, hay un gran espacio, para dejar pasar momentos de felicidad, que aunque efímeros, son eternos en la memoria de quién las vive. Estas, son al final, las armas que alimentan el ejército de buena voluntad que puede tener el ser humano, a la hora de enfrentar la más dura de las batallas. Al final cada quién tiene la capacidad de ser transcendental a su tiempo.

Anuncios